segunda-feira, 10 de fevereiro de 2014

“La última barrera, un cuento sufí “ de Rashad Field

 Los tres aspectos de la respiración 

 1. Verifica que tu columna esté erguida, para que los fluidos vitales puedan circular fácilmente. Ahora inhala durante una cuenta de siete, haz una pausa de uno, y exhala durante otra cuenta de siete. Antes de comenzar la segunda inhalación, haz otra pausa de uno. Es una cuenta rítmica muy simple 7-1-7-1-7. Si practicas verdaderamente, pronto se tornará automática. Al principio el ritmo era extraño y difícil de seguir, pero luego algo en mí comenzó a despertar lentamente: un observador que podía ver todo lo que estaba sucediendo y sin embargo no se identificaba con nada, ni con el ritmo mismo. 

 2. Existen muchas calidades que pueden acompañar la respiración si comprendemos el ritmo y si somos capaces de concentrarnos de manera correcta. Por ejemplo, puedes elegir un color del espectro e incorporarlo a tu cuerpo con la respiración, llenando con él cada célula. Esta práctica es útil en ciertos tipos de curación. Puedes inhalar una vibración fuerte, similar a los bajos de un piano, o puedes inhalar las vibraciones más sutiles que se puedan imaginar que, en este mundo, se encuentran más allá de las ondas sonoras. ¡Puedes elegir cualquier cosa! Puedes inhalar la esencia de una flor o de una hierba del mismo modo que hueles su perfume y reconoces la diferencia. El conocimiento de la respiración es muy vasto; antiguamente pocos lo poseían pero ahora ha llegado el momento de que el mundo comience a comprender. 

 3. Igual que el viento lleva la semilla de un lugar a otro, así la respiración puede llevar una intención de un área del cuerpo a otra, con un fin determinado. Colocando de manera correcta la respiración podemos aprender a equilibrar el cuerpo. Este es el comienzo del aprendizaje del arte de la trasmutación …el secreto de la vida es la respiración. Usando la respiración de manera correcta, todo se puede transformar, y es nuestro deber de nacimiento llegar a ser transformadores conscientes.