terça-feira, 22 de agosto de 2017

Ser

Extraído de:
JESUS: O Mestre Interior (São Paulo:Martins Fontes, 2004), pgs. 305-306.

Se é para abraçarmos a eternidade da plenitude de ser (o "Eu Sou" de Deus), precisamos primeiro encarar a dura realidade da impermanência e do vazio. Somos tentados sempre a reduzir a profundidade, de modo a ficarmos apenas em níveis superficiais da consciência, e até mesmo adormecer. O Buda alertou para o entorpecimento da mente, neste ou em qualquer outro estágio da jornada, com tóxicos ou sedativos, estimulantes ou calmantes. Jesus exortou a todos para ficarem plenamente conscientes: 
Estai de sobreaviso, vigiai, porque não sabeis quando será o tempo... Vigiai pois, visto que não sabeis quando o senhor da casa chegará, se de tarde ou à meia noite, se ao cantar do galo, se pela manhã, para que vindo de repente, não vos encontre dormindo. O que digo a vós, o digo a todos: vigiai! (Mc 13, 33-37) 
Na carta aos Efésios, Paulo diz que esta afirmação sobre a vigilância conduz aos "poderes espirituais da sabedoria e da visão" até à gnose do conhecimento espiritual. Contudo, mesmo aos dotados de muita fé, o desafortunado senso de separação não se dissipa mesmo quando alguma sabedoria desponta. A parede do ego pode parecer um obstáculo intransponível, um beco sem saída, que nos deixa sem ter para onde correr. Todavia, como a Ressurreição nos faz pensar, o que parece ser o fim, de fato não é. Ao encararmos nosso egoísmo entrincheirado e, reconhecendo sua morte vagarosa, a meditação nos ajuda a verificar nossa própria ressurreição em nossa própria experiência. 
A lei da natureza inferior, do karma, e a dominação do ego que nos limita, reinam até que, até aparecer um furo na parede. Primeiro, removemos um tijolo, como se por uma mão invisível, e divisamos uma perspectiva que está além de tudo o que havíamos pensado anteriormente, ou que éramos capazes de conhecer. É uma experiência e, ainda assim, a experimentamos de uma maneira que não se parece a nada que tenhamos experimentado antes. Não somos mais a pessoa meramente individual que pensávamos ser. A vida mudou irreversivelmente. Vivemos e, ainda assim, como São Paulo, não mais vivemos.
Eu sou porque eu não sou.

sexta-feira, 2 de junho de 2017

Michel Conge - Una impresión de sí

Yo existo,Soy vez de siempre. La impresión de sí es un fenómeno orgánico que no tiene nada de intelectual. ¿Cuál es mi manera de no vibrar en un momento y difícil vibrar en otro?, mi manera de recibir o de no recibir una corriente de energía, de dejarse inútil ir o no, de cantar con, de resonar con, como un instrumento de música. La vida nos pega y nosotros damos un sonido opaco y de golpe hay un sonido cristalino.. ¿Cómo sucede eso?. Vean… nuestra vida no cambia: todos los días las mismas cosas, todos los días recibimos las mismas impresiones. Pero puede ser que un día bombardeado por esas impresiones, tenga el sentimiento que mi vida es toda nueva; apasionante y rica. ¿Qué es lo que ha permitido eso? Eso es lo que debemos reconocer. Hay algo extremadamente simple: no se nos viene al espíritu que “Yo existo” y nunca pienso en considerar este punto. Yo no estoy siquiera seguro que Uds. estén comprendiendome. USTEDES SON, pero nunca reparan en eso porque implacablemente una reacción se desata y eso incomoda inmediatamente la periferia. No alcanzo a comprender que todos los eventos no tienen interés alguno; lo que es importante, es que YO SOY-SOY DESDE SIEMPRE. Ésa es la impresión que falta, la impresión evidente que YO SOY. Eso cambiaría todo en mi vida. Hay allí una abundancia:oso tratar de dejarme conocer que YO EXISTO. En el momento que oso, las impresiones que recibo de la vida también cambian, ellas penetran; ante todo es necesario que tenga esa audacia de decir que YO SOY. El Recuerdo de Sí que se practica como ejercicio, no es un ejercicio!. Andar en bicicleta su un ejercicio, pero el Recuerdo de Si no es un ejercicio! Este problema es vertiginoso: no llegamos a representarnos un acto simple que, sea lo que sea que hagamos: ejercicio calma, una buena comida, salir de viaje, sería en actos idénticos. Hoy día esa cosa tan importante no le encontramos ni en la iglesia, ni en las comidas, ni en los ejercicios en calma. Esto es terrible!, sentir que es algo tan cercano, tan simple y sin embargo tan lejano, tan lejano… ¿estamos por lo menos de acuerdo sobre este principio? Están sentados, se levantan… lo que tratan, lo que buscan está siempre alli. ¿Cómo buscar a partir de alli? ¿Tienen el coraje de soportar esto? No vivir más que lo que es esencial paso a paso.

Mme De Salzmann


Podemos decir que hay algo real en nosotros que no hemos experimentado lo suficiente, algo que no es para ser explicado porque se trata de un acontecimiento interior, si se quiere, algo que no podemos poner en duda y al que podríamos llamar realmente un aumento en el cual puede decir que yo aparezco aquí, en la medida en que soy consciente, sin duda alguna.Para realizar esto tengo que separarme de todo lo que es mi ser ordinario: mi modo ordinario de pensar, de sentir, de tener sensaciones. Tengo que encontrar una percepción de mí mismo completamente nueva. Si no puedo hacer eso, sé que nunca llegaré a la convicción de que existe y algo en mí, alguien que es diferente del que conozco en general en la vida. Tengo que conocerlo como algo que existe, pero realmente existe, no como una posibilidad que a veces toco, sino como algo que podría tener una vida independiente. Yo puedo llegar a eso. Puedo llegar si llevo mi atención hacia esta sensación interior de mi presencia aquí. Lleve el tiempo que lleve, algunas veces más, y otras menos, ustedes le tienen que dedicar a esto cierto tiempo, hasta que lleguen a esta percepción y tengan un pensamiento lo suficientemente firme para que pueda ser dirigido en esta experiencia, hasta que esa visión sea lo suficientemente clara, hasta que lleguen a creer que eso existe en ustedes, que alguien está ahí, una presencia de la que ustedes puede ser conscientes.
Mi cuerpo va a decaer, a declinar, pero existe en mí una vida, algo vivo, que es de un nivel más elevado que mi cuerpo y que yo siento como una totalidad, como algo independiente que tiene su propia existencia y que no necesita de mi cuerpo. Esta presencia puede ser evidente en mí, si realmente me ocupo lo suficiente en descubrirla. Pueden tratar esto ahora , traten de salir de todas sus asociaciones y de alimentar el deseo de encontrar dentro de ustedes la presencia de lo que ustedes son cuando no son arrastrados por sus vidas ordinarias. Inténtenlo hasta que esto se convierta en una realidad. No hay duda en esto, porque es la verdad. Ustedes no pueden dar. Si la duda aparece, significa que algo de las funciones, algo del yo habitual, está deslizándose en esto. Ustedes no pueden alcanzar aquello que en realidad existe y está ahí, porque no confían lo suficiente. No pueden acercarse porque no lo desean suficientemente. Pero está ahí. Y ustedes tienen que convencerse tratando de volverse más conscientes de esto,tener presente nada más que esto, como si en el mundo no hubiera otra cosa que esta posibilidad.
Ahora, cuando lleguen a esto y sienten que es verdad, traten de darse cuenta de su cuerpo sentado aquí. Esto está vivo en mi cuerpo. Existe en mi cuerpo; está llenando mi cuerpo; lo está animando. Mi cuerpo por sí solo nunca sería capaz de moverse sin ser animado por esto. En realidad, eso primordial está en mí. Realmente es lo que debería ser activo en mi, si yo pudiera poner mi atención en el yo, y si esto se realiza, mi cuerpo debería permanecer pasivo. Mi cuerpo está allí y yo siento esta vida que entra en él y lo anima. Y esto es lo que debe permanecer activo. Cuando la vida real está allí mi cuerpo se torna más pasivo y entonces esta vida deviene al mismo tiempo en vida de mi cuerpo. Lo podrían poner en movimiento, podría hacerlo hablar, escuchar, si mis punciones fueran canales de esta vida que las anima, si existiera algo que pudiera ser el vínculo entre mi cuerpo y eso.
Por ejemplo, voy a tratar de levantar el brazo; y veo que esta presencia que está en mí podía perfectamente levantar mi brazo. Podría perfectamente levantarme de la silla. Esta presencia levantará mi cuerpo de la silla e irá donde tiene que ir. Animará mi cuerpo, traerá todas las asociaciones que se producen en mí, las pondrá frente a sí y eligirá a lo que es necesario para lo que hay que hacer ahora. Y hará lo mismo con todo. Sólo si siento que ésta es realmente mi tarea, sentirme que si pierdo esto de vista perderé todo. ¿En qué me convertiré entonces?. Olvidaré totalmente lo que en realidad es el sentido de mi vida, de mi presencia aquí, y me vovoy a levantar, mover, hablar, solamente con reacciones ciegas, como un animal, como una máquina, como algo sin sentido alguno. Mientras que si me levantara, no hubiera, hablara, o llega, animado por esta vida en mí, ¿Se dan cuenta lo que sería?. Sería algo completamente diferente.
Ustedes traten. Cuando ustedes lo deseen, en cualquier momento. Y una vez que han llegado a eso, se estarán dando cuenta de que es verdad, que aquí ustedes están presentes, que hay algo que siempre está ahí, que no tienen que construirlo, que no hay necesidad de tomar de aquí y de allá con el afán de construir una totalidad del. ¡Ya está ahí!. Sólo les tiene que ser revelada a ustedes por medio de su deseo, a través de su actitud un hacia ello y porque ustedes ya no confían en lo que confiaban antes. Confiaban en sus cuerpos, confiaban en sus personas, confiaban en sus funciones, o sea consideraban en lo que no es lo primordial y no en aquello que tiene derecho a animar. Tal vez ahora ustedes puedan ver como depositan erróneamente su confianza en algo que no tiene ese derecho, algo que tiene que jugar un rol completamente distinto. Eso también es parte de ustedes pero para llevar a cabo algo diferente.
Miren ahora en ustedes mismos y traten de llegar a esa realidad primordial, dejarla vivir en ustedes hasta que sientan que es verdad, traten de darse cuenta, hasta que esté ahí presente. Y entonces practiquen el ejercicio de sentir la respiración. Traten de alimentar eso. Y al terminar, y sintiendo que realmente están allí, traten serenamente de moverse, de levantarse, de girar su cabeza, de entrar en alguna actividad. Todo esto con serenidad, para ver lo que significa. Por supuesto, sus movimientos no serán por ahora cómo deberían ser, pero esto puede hacerlos comprender algo.
Traten luego de hablar, hablen por teléfono, salgan a la calle, caminen. Traten primero con sus movimientos y con el hablar. Después de practicar esto podemos seguir más adelante. Seguir hasta que ustedes estén penetrados por esa verdadera sensación de que existe en ustedes algo que los llama, que pide su atención. Sin sentir esa verdad no pueden alcanzar un existencia independiente. Sin eso no pueden crecer. Es decir, no podrán desarrollar ciertas facultades que le permitirán ir un poco más allá en su búsqueda

quarta-feira, 31 de maio de 2017

Om Mani Padme Hum

Om Mani Padme Hum - Significa "Da lama nasce Uma flor de Lotus".

Om mani padme hum significa "da lama nasce a flor de lótus" é um dos mantras do budismo; o mantra de seis sílabas do Bodisatva da compaixão: Avalokiteshvara. De origem indiana, de lá foi para o Tibet.

Sua Santidade o Dalai Lama é tido como uma emanação de Chenrezig (Avalokiteshvara), por isso o mantra é especialmente entoado por seus praticantes e é comumente esculpido e pintado em rochas.
É o mantra mais entoado pelos budistas tibetanos.

Om fecha a porta para o sofrimento de renascer no reino dos deuses. O sofrimento do reino dos deuses surge da previsão da própria queda do reino dos deuses (isto é, de morrerem e renascerem em reinos inferiores). Este sofrimento vem do orgulho.

Ma fecha a porta para o sofrimento de renascer no reino dos deuses guerreiros (sânsc. asuras). O sofrimento dos asuras é a briga constante. Este sofrimento vem da inveja.

Ni fecha a porta para o sofrimento de renascer no reino humano. O sofrimento dos humanos é o nascimento, a doença, a velhice e a morte. Este sofrimento vem do desejo.

Pad fecha a porta para o sofrimento de renascer no reino animal. O sofrimento dos animais é o da estupidez, da rapina de um sobre o outro, de ser morto pelos homens para obterem carne, peles, etc; e de ser morto pelas feras por dever. Este sofrimento vem da ignorância.

Me fecha a porta para o sofrimento de renascer no reino dos fantasmas famintos (sânsc. pretas). O sofrimento dos fantasmas famintos é o da fome e o da sede. Este sofrimento vem da ganância.

Hum fecha a porta para o sofrimento de renascer no reino do inferno. O sofrimento dos infernos é o calor e o frio. Este sofrimento vem da raiva ou do ódio.

Que todos os seres possam se beneficiar!

EXTRACTO DE UN INTERCAMBIO DE GRUPOS EN PARÍS-1971

Michel Conge


Una impresión de sí: Yo existo,Soy desde siempre.

La impresión de sí es un fenómeno orgánico que no tiene nada de intelectual. ¿Cuál es mi manera de no vibrar en un momento y difícil vibrar en otro?, mi manera de recibir o de no recibir una corriente de energía, de dejarse inútil ir o no, de cantar con, de resonar con, como un instrumento de música. La vida nos pega y nosotros damos un sonido opaco y de golpe hay un sonido cristalino.. ¿Cómo sucede eso?.
Vean… nuestra vida no cambia: todos los días las mismas cosas, todos los días recibimos las mismas impresiones. Pero puede ser que un día bombardeado por esas impresiones, tenga el sentimiento que mi vida es toda nueva; apasionante y rica. ¿Qué es lo que ha permitido eso? Eso es lo que debemos reconocer.
Hay algo extremadamente simple: no se nos viene al espíritu que “Yo existo” y nunca pienso en considerar este punto. Yo no estoy siquiera seguro que Uds. estén comprendiendome.
USTEDES SON, pero nunca reparan en eso porque implacablemente una reacción se desata y eso incomoda inmediatamente la periferia. No alcanzo a comprender que todos los eventos no tienen interés alguno; lo que es importante, es que YO SOY-SOY DESDE SIEMPRE. Ésa es la impresión que falta, la impresión evidente que YO SOY. Eso cambiaría todo en mi vida.
Hay allí una abundancia:oso tratar de dejarme conocer que YO EXISTO. En el momento que oso, las impresiones que recibo de la vida también cambian, ellas penetran; ante todo es necesario que tenga esa audacia de decir que YO SOY. El Recuerdo de Sí que se practica como ejercicio, no es un ejercicio!. Andar en bicicleta su un ejercicio, pero el Recuerdo de Si no es un ejercicio!
Este problema es vertiginoso: no llegamos a representarnos un acto simple que, sea lo que sea que hagamos: ejercicio calma, una buena comida, salir de viaje, sería en actos idénticos.
Hoy día esa cosa tan importante no le encontramos ni en la iglesia, ni en las comidas, ni en los ejercicios en calma.
Esto es terrible!, sentir que es algo tan cercano, tan simple y sin embargo tan lejano, tan lejano…
¿estamos por lo menos de acuerdo sobre este principio?
Están sentados, se levantan… lo que tratan, lo que buscan está siempre alli. ¿Cómo buscar a partir de alli? ¿Tienen el coraje de soportar esto? No vivir más que lo que es esencial paso a paso.

domingo, 14 de maio de 2017

Hafiz e Hazrat Inayat Khan: Deus Criou o Mundo a Partir do Som

Hafiz, um dos grandes poetas da antiga Pérsia, conta a seguinte lenda: “Deus fez uma estátua de barro à sua imagem e quis que essa estátua possuísse alma. Mas a alma recusou-se a ser aprisionada, pois é de sua natureza ser livre e voar à vontade. A alma não quer estar presa, nem admite que lhe imponham limites. O corpo é uma prisão e a alma recusou-se a adentrá-lo. Então Deus pediu aos anjos que tocassem sua música. E, à medida que os anjos tocavam, a alma ficou extasiada. Para poder sentir melhor a música e ouvi-la de perto a alma entrou no corpo.” Hafiz disse: “As pessoas dizem que ao ouvir aquele som, a alma entrou no corpo; a verdade, porém é que a própria alma era o som”.
Ao que o sufi Hazrat Inayat Khan comentou: “Essa é uma bela lenda, no entanto ainda maior é o seu mistério, o seu significado. A interpretação dessa lenda nos explica duas grandes leis. Uma delas é que a natureza da alma é ser livre e, para a alma, a tragédia da vida consiste na ausência dessa liberdade que pertence à sua natureza original. O outro significado dessa lenda nos mostra que a única razão pela qual a alma entrou no corpo de barro ou matéria inanimada foi experimentar e ouvir a música da vida”.
Sempre nos deparamos com o fato de que a linguagem “sabe” mais do que aqueles que a usam. As duas primeiras frases da lenda do sábio poeta Hafiz dizem: “Deus fez uma estátua de barro. ele formou o barro à sua semelhança”.
O escultor modela o barro e temos uma estátua. O músico forma a matéria e temos a música. Deus forma o barro e temos uma estátua. O músico forma a matéria e temos a música. Deus forma o barro e surge o mundo. Em cada momento o barro é a matéria-prima, o elemento-primevo, a matéria-primeva daquilo que denominamos criação: a tensão-primeva. No princípio, era o barro. O tom como Logos. Já falamos disso: o “Faça-se” contido no início da história da criação judaico-cristã era, antes de tudo, tom e som. Os sufis, místicos do islamismo, sabem muito bem: Deus criou o mundo a partir do som.

quinta-feira, 13 de abril de 2017

Páscoa - Passagem


Sede passantes
Este tema da passagem é o tema da Páscoa.
Pessah em hebraico, quer dizer passagem.
A passagem, no rio, de uma margem à outra margem, a passagem de um pensamento a outro pensamento, a passagem de um estado de consciência a outro estado de consciência.
A passagem de um modo de vida a um outro modo de vida.

Somos passageiros.

A vida é uma ponte e, como diziam os antigos, não se constrói sua casa sobre uma ponte.
Temos que manter, ao mesmo tempo, as duas margens do rio, a matéria e o espírito, o céu e a terra, o masculino e o feminino e fazer a ponte entre estas nossas diferentes partes, sabendo que estamos de passagem.
É importante lembrar-se do caráter passageiro de nossa existência, da impermanência de todas as coisas, pois o sofrimento geralmente é de querermos fazer durar o que não foi feito para durar.
A grande páscoa é a passagem desta vida mortal para a vida eterna, é a abertura do coração humano ao coração divino.
É a passagem da escravidão para a liberdade, passagem que é simbolizada pela migração dos hebreus, do Egito para a terra Prometida. Mas não é preciso temer o Mar Vermelho.
O mar de nossas memórias, de nossos medos, de nossas reações.
Temos que atravessar todas estas ondas, todas estas tempestades, para tocar a terra da liberdade, o espaço da liberdade que existe dentro de nós.

Sede passantes.

Creio que esta palavra é verdadeiramente um convite para continuarmos nosso caminho a partir do lugar onde algumas vezes paramos.
Observemos o que pára a vida em nós, o que impede o amor e o perdão, onde se localiza o medo dentro de nós.
É por lá que é preciso passar, é lá o nosso Mar Vermelho.
Mas, ao mesmo tempo, não esqueçamos a luz, não esqueçamos a liberdade, a terra que nos foi prometida.

Boa Passagem!

(Texto de Jean-Yves Leloup)
Agradecimento Marcelo Fugimoto

domingo, 26 de fevereiro de 2017

Ausência

- Mestre, onde está Deus?
- Aqui mesmo.
- Onde está o paraíso ?
- Aqui mesmo.
- E o inferno, onde está?
- Aqui mesmo, tudo está aqui mesmo.
- E eu, onde estou?
- Você é o único que não está aqui!