domingo, 28 de abril de 2013

La Vida en la Vida - Lizelle Reymond & Shri Anirvan

El descubrimiento del Todo al volver a entrar en sí mismo, y no por el proceso de exteriorización, siempre será un misterio. En el interior de sí mismo ya no hay sumisión a ninguna voluntad del exterior, es una inmersión en el principio de un querer superior. El bâül y el sufí lo saben bien. Uno regresa convertido en un ser diferetne aunque no se pueda hacer durar esa experiencia. Es una experiencia iluminadora. Eso es todo. Intelectualmente, para lograrla, se inventa medios, cuando más bien es un asunto de química, de transformación. Si comprendiera Ud. esto, la transformación de un elemento en otro, le apasionaría: tierra en agua, agua en fuego, fuego en aire, etc. Estas palabras son claves para estudiar lo que pasa en nosotros, en densidades diferentes del ser.